"Alfonso I de la Amazonia, rey de los jíbaros". Nuevos datos

Maximino Fernández Sendín é o biógrafo e descubridor para os tempos que corren dunha das figuras máis apaixoantes que se lembran das que Galicia deu o mundo. A historia de Alfonso Graña resume a de moita da emigración galega, orixe humilde e triunfo final, pero un tiunfo sobre o que poder dos negocios ou as habilidades comerciais non poden obrar, senón a personalidade e a intelixencia. Sobre el mellor ler o artículo. Sobre Maximino cabe resaltar a súa labor, dura, ardúa, meticulosa, brilante, única e exploradora do ignoto, dado que, antes de chegar el, había un par de folios escritos sobre o Rei galego da Amazonia , agora temos unha biografía detallada, rigurosa e traballada. Gracias a el. Tamén gracias a el podemos ter un extracto resumido desde libro e a aportación de novos datos, o seu traballo non para nun libro. O seu interese é constante e real. O seu amor por Galicia levouno a establecer recentemente a Casa Museo Pazo da Cruz, un museo con máis de 3.800 pezas sobre Galicia e a súa historia. Sen dúbida un home necesario para a nosa cultura do que agardamos máis novas.


Alfonso Graña, un joven campesino gallego, emigra a finales del siglo XIX a Brasil. Allí trabaja como cauchero y también buscando oro. Posteriormente se traslada a Iquitos (Perú) �� y tras la crisis del caucho en 1922 se interna en lo mas profundo de la selva con un amigo y vecino � y se encuentran con una tribu de indios jíbaros , al amigo lo matan, mientras que a Alfonso Graña le respetan la vida porque se encapricha con el la hija del apu , curaca, (Rey) de los jíbaros…� Y así comienza una de las más increíbles aventuras que un hombre blanco ha podido vivir y luego contar. Alfonso Graña en sus doce años de �reinado� ya que muere en 1934, �los civiliza a su modo� les enseña a curtir pieles , a extraer sal de un río salino que pasa por su territorio, a desecar la carne del paiche gigantesco pez del Amazonas a construir balsas�interviene en sus guerras pacificándolos�cuando baja a Iquitos con sus balsas cargadas de mercancías de la selva , para vender, lleva con él a varios indios jíbaros�allí les cura las heridas , los lleva al cine , les compra helados , los sube en automóvil� les pone la radio��Igualmente esta documentado como guía, con sus fieles indios a diferentes expediciones por la selva , tanto científicas como comerciales: Standard Oil , Standard California , Latin American� en busca de petróleo y también recogiendo muestras de plantas y animales de la selva.

Pero su aventura de mayor trascendencia , sucedió en 1933, casi al final de su vida, cuando un piloto de las FAP ( Fuerzas Aéreas Peruanas) se estrella en la selva y Alfonso Graña recibe el encargo de trasladar el cadáver del piloto y dos hidroaviones desarmados desde el Alto Marañón hasta Iquitos , teniendo que atravesar para ello el temible Pongo de Manseriche un rápido, con remolinos que traga todo cuanto intenta desafiarlo . Alfonso Graña en una epopeya, sin precedentes, tras embalsamar el cadáver del piloto fallecido, construye un ataúd , lo carga en una balsa, junto a uno de los hidroaviones desarmados, y en otra balsa igualmente construida por él, carga el otro hidroavión que no podía volar, y tras casi dos meses de aventura logra llegar a Iquitos�Y así lo describe el celebre periodista y escritor Víctor de la Serna ( 1935) ��Un día, por el Amazonas, descendió, una balsa extraña. En su centro un túmulo cubierto de follaje. A popa, las banderas de Perú y España a media asta(�) Graña había encontrado el cadáver del aviador, lo había embalsamado, lo había metido en un rico ataúd de olorosas maderas de la �jungla� y lo devolvía a su patria. Maravilloso gesto de señor, por el que el Gobierno del Perú le confirmó el disfrute exclusivo y perpetuo de las salinas de su reino y le autorizó �oficialmente� para seguir dominando la zona�.
El piloto, rescatado por Graña, era el sub.-Alférez Alfredo Rodríguez Ballón . En la actualidad uno de los aeropuertos más importantes de Perú lleva su nombre �Aeropuerto Internacional Alfredo Rodríguez Ballon� en Arequipa.

Alfonso Graña muere en 1934 de un cáncer de estomago �con la respetuosa veneración de los indios jíbaros
Extraído del libro �Alfonso I de la Amazonia Rey de los Jíbaros� de Maximino Fernández Sendín

NUEVOS DATOS
Tras la publicación en 2005 del libro �Alfonso I de la Amazonia Rey de los Jíbaros� el autor ofrece los siguientes datos:

La Real Academia de la Historia incluirá la biografía de Alfonso Graña en la Enciclopedia Biográfica de personajes de la historia Hispana.

Sendín ha localizado en Iquitos a dos sobrinas de Alfonso Graña ( Florinda de 77 años y Rosa de 84 ). Antonio Abreu, que viajó al Amazonas en busca de los descendientes de Alfonso Graña , ha localizado a un indio que lleva el mismo nombre (Alfonso Graña) y dice ser hijo de él.

Un familiar del piloto rescatado por Graña ( Rodríguez Ballon) ha contactado con el autor. En 2007 murió en Amidal , lugar de nacimiento de Alfonso Graña, su hermanastra Teresa Graña , a los 99 años.Tambien en este mismo año falleció en Amiudal, Asunción Graña de 86 años prima de Alfonso Graña .En Amiudal el autor ha adquirido una casita de mas de tres siglos, que pertenecía a la familia Graña, para convertirla en Casa Museo Alfonso Graña.. TVE ha dedicado a Alfonso Graña un reportaje de 45 minutos (Programa crónicas en la 2) y otras TV. Han aparecido escritos del P. Martín Cuesta , misionero en el Amazonas, donde hace referencia a Alfonso Graña a su mujer y a un hijo de éstos.

Comments are closed.