Costa da Morte Blues: historia de un amor y una camiseta

Entrevista de Erika Araya Araya con Lluc Pedrero, sobre el origen de la camiseta que este catalán enamorado de A Costa da Morte ha diseñado y donado para su venta e beneficio de la Asociación Cultural Fillos de Galicia.

A don Fernando Blanco de Lema ( 1796-1875 )

No hay que temer a ser generoso, cada cucharada de amor supone un hito de lo mejor de nosotros. Lluc es su nombre, un lugar de origen del alma, un dato mas entre los miles de datos que nos rodean. Pero supongo que el alma no es una palabra que este de vanguardia y nos podemos olvidar fácilmente de que deje de ser un lugar, un simple dato. Hoy el origen del alma esta en el proyecto Fillos.org y en esta camiseta.

Lluc es catalán y Gallego por naturaleza pasional. La Costa da Morte y Galicia llegó a él enredada como una maraña que poco a poco desvelan la belleza de los libros y encuentran lugar en el alma humana.

�Así fue como descubrí Galicia desde bien pequeño, a través de los libros de Manuel Rivas, Celso Emilio Ferreiro o Castelao. Recuerdo bien la novela del Bosque Animado, que leímos los alumnos en la escuela. Pero hay otra parte en un libro cuando lo dejamos encima de la mesa, sin leer. Pessoa decía que un hombre puede, si posee la verdadera sabiduría, gozar de todo el espectáculo del mundo desde una silla, sin saber leer, sin hablar con nadie, sólo con el uso de sus sentidos y con que el alma no sepa estar triste. Sin leer, hay una segunda parte en un cuento o una poesía y hay tambien una felicidad en nuestros sentidos, algo en el alma que no sabe estar triste, en la que desemboca un sentimiento particular que es la belleza�.

La Costa da Morte esta llena de furia como un mar indómito. Porque el mar es un dios generoso, que a veces, en su furia, se traga las vidas de los que recogen su maná, dejando en tierra vidas y amores mutilados por los que no regresarán.

Cuantas historias se tejieron en estas tierras… Háblanos de Delves.

�Juan Campos escribió un gran libro sobre naufragios en la Costa da Morte, rescato la conciencia de la esperanza porque había historias que tenían alma, es decir, que tambien se merecen ser contadas. Campos hizo un excelente trabajo acerca de los Delves o George Borrow, entre otros. En los libros no se derrama nunca sangre, ni hay bajos sumergidos, ni botes salvavidas, eso es lo que emociona y hay de hermoso, con aquella gente, gente real. Walter Delves era un fogonero Caribeño fallecido en el naufragio del H.M.S The Serpent. El niño, Bill Delves nació en 1 de Junio de 1891 y la tragedia de Punta Boi le impidió conocer a su padre. Probablemente Walter no supiese de su futuro hijo antes de fallecer. Bill Delves participo en la primera guerra mundial. Eran los años de auge de las películas mudas de Charlie Chaplin y se convirtió en su imitador, actuando con frecuencia para entretener a sus tropas, en lugares tan exóticos como Mesopotamia.

Las letras tambien ayudaron a engendrar esa pasión por Galicia.

�Los libros o el conocimiento nos enseñan la identidad de las cosas, es quien soy, como el ADN de las personas. Con los libros o las letras no solo podemos aprender sino celebrar nuestros ideales, darles una envergadura. Por ejemplo, esta camiseta conquista el aprecio por ese lugar. Creo haber una existencia misteriosa en nuestro pensamiento e imaginación, como nos decía Pessoa. Y así fueron algunos libros. Creí en ellos como una realidad en la que algo tan simple no podía estar demasiado lejos. Por ello, a menudo, tenia un interés ávido por todo eso, por esa tierra. Recuerdo, en mi cuarto, que tenia una enorme fotografía del faro de Hércules que me regalaron. Ese era el faro enternecido como una Madonna gigante, del que nos hablaba Blaise Cendrars.�

Geográficamente hablando, ¿ qué paisajes de Galicia se han quedado grabados en tu mente ?

Lluc Pedrero�Extasiarse ante la belleza del paisaje es hermoso, todos estaríamos de acuerdo si hiciéramos un paseo con unos amigos. Como decía Manuel Rivas, en su poema al Cementerio de los Ingleses, es casi obligado decir algo acerca de la belleza. La primera vez que viaje a Galicia, en 1994, y me asome por el cabo Touriñan me quede hechizado. Ahora, a veces pienso que se olvida la belleza y se compita para quien el mar o el monte es mas bello. No se le escucha. Antes arderán petroleros o se edificaran chálets en el Bosque Animado. Añádase a eso las palabras, la necesidad de hablar con el mar que te lleva a reunirte con los mas atrevidos, que son en estos días lo que fueron o son parte de nuestra sociedad. En definitiva, tambien el mar tiene su propio lenguaje, su historia.�

Cada individuo tiene su propia manera de ver el mundo, de acuerdo con sus propias experiencias, ¿cual es tu manera de ver Costa da Morte? ¿cómo te acercas a ella?

�Hay esa Galicia que aprendí, que nunca conocí y de la que regresé tiempo mas tarde, pueden imaginarse adónde: yo estuve allí. No hay mucha diferencia entre el vuelo rápido de los aviones cuando entendí que leer era la forma mas rápida de viajar, la mas hermosa, eso decía un poeta, creo que era Carlos Barral. El vuelo apacible de una mariposa invita más al sueño que la velocidad a propulsión mecánica de un avión, se parece más a los libros. Cuando tenia diecisiete años escribí un poema acerca de mi bienamada Costa da Morte, sobre las cosas que veía en los libros inconcebibles para la visión, sobre mi primer viaje a través de la materia del espíritu, sin haber estado allí físicamente.

Yo estuve allí:

Yo estuve allí/ donde aboca la cabeza de la tierra / y los acantilados permanecen con la boca abierta/entre cabo Vilano y Tosto / Yo estuve allí / donde el invierno ya piensa en volver / donde el mar tiene el recuerdo de aquellos que marcharon/ La orilla de los bosques abigarrados / tal como yo había imaginado el caos del mundo en mi infancia / como George Borrow / ahora que puedo ver mariposas en el atlántico / mas allá de las flores de Galicia �.

Por último; ¿como podemos acercarnos a este ideal?

�Que cada cual emprenda su viaje y se pueda crear por si solo, como una civilización. No hay nada exactamente real en el mundo, extra-humano, como lo aquí contado, como todo lo que parece que ya sucedió, como Walter Delves, como la leyenda negra de los naufragios, pero vamos, siempre nos quedan las palabras y los libros para que nos sucedan las cosas de otra forma�.

Bienvenidos a esta idea, a esta camiseta y proyecto del alma. Nos encontraremos allí…, donde el mar y su oleaje nos acaricia el rostro, los pensamientos, la vida.

Comments are closed.