La suerte de Ana María

Un artigo do noso colaborador, o analista político galego-mexicano Rogelio Diz sobre a turista galega Ana María Ríos, detida en Cancún por contrabando de munición e explosivos e liberada aos poucos.

La detención en Cancún, México, de la gallega Ana Maria Ríos, ha desplegado un verdadero torbellino de respuesta mediática tanto de los medios gallegos como españoles, así como manifestaciones de todo tipo y voces airadas de muchos ciudadanos, así como declaraciones del mismo Parlamento gallego pidiendo a las autoridades mexicanas la inmediata liberación de la joven, como si la trama por la que fue detenida, hubiera sido orquestada desde las mismas autoridades mexicanas.

Muchas voces que he oído, claman que esto solo sucede en países tercermundistas y bananeros, algunos más exigen que es el momento que la agrupación “Nunca Mais” organice movilizaciones a su favor. Incluso algunos van mas lejos pidiendo un boicot de ciudadanos españoles para que no viajen a Cancún.
Todo eso esta muy bien, incluso estoy convencido de la inocencia de Ana Maria Ríos, sin embargo parece que nos olvidamos de respetar las leyes por las cuales todos los países se rigen y que muchas veces son diferentes a las nuestras. La Sra. Ana Maria Ríos facturo de regreso a su país, cuatro maletas a su nombre, de las cuales en una de ellas fueron encontradas balas de diferentes calibres, dos de ellas percutidas y un detonador de explosivos de los conocidos como M-1, de uso estrictamente del ejercito, es por eso que fue detenida mientras no se aclaraba la situación. Ante su alegato de que ella desconocía la procedencia de esos artículos, le fue asignado un defensor quien pidió que le fueran practicadas todas las pruebas periciales, para demostrar que nunca había tenido contacto con estos artículos y los resultados le fueron puestos a disposición del Juez Federal asignado al caso, él cual desestimo el delito más grave por él que no tenia derecho a fianza, “el detonador”, sin embargo no fue lo mismo con las balas, por lo cual la sujetaba a juicio quedando en libertad bajo caución con cargos, por lo que tiene que presentarse todos los lunes a firmar, durante todo el tiempo que dure el proceso, el cual puede durar hasta un año.

Todo el mundo, entre los que me encuentro, alude que las maletas fueron manipuladas para evadir quizás otros delitos y centrar la investigación en quien los responsables de esa manipulación, sembraran en una maleta a quien a la postre perjudicarían de esta manera. Una lotería macabra que desgraciadamente le toco a nuestra compatriota. Pero también es verdad, que las leyes no pueden basarse en criterios, sino en hechos y pruebas, por lo tanto tienen que ser las autoridades quienes deben llevar las investigaciones con los procedimientos y las leyes vigentes en este país, aunque a muchos no les guste, es sabido también que hay contactos de alto nivel para que el proceso se acelere y en un tiempo prudencial sea absuelta de cargos y pueda volver a casa, como creo lo deseamos todos.

En contra de lo que pueden pensar muchos, considero que el trato por parte de las autoridades mexicanas fue muy bueno, fue tratada con cortesía y permisividad para que fuera apoyada y asesorada tanto por su abogado defensor como el Cónsul honorario de España en Cancún Sr. Marañon, el cual tuvo ya una notable actuación apoyando a conciudadanos en el pasado reciente con motivo del huracán que abatió esta zona del caribe mexicano. Ana Maria estuvo siempre en instalaciones preferentes dentro del reclusorio femenil, separada de las demás reclusas, en la enfermería del lugar, incluso cuando su madre llego a Cancún, le fue permitida que pernoctara con ella hasta que fue puesta en libertad, aunque fuera aun bajo palabra.

Quiero imaginarme en caso de los que tanto acusan a México de país tercermundista, que hubiera pasado si un ciudadano/a hubieran sido detenidos en un país del considerado primer mundo por tener un detonador de explosivos dentro de su maleta, en cualquier aeropuerto de los Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania e incluso en España. Les puedo asegurar que el trato hubiese sido bastante diferente y siempre a peor, incluso para su esposo y amigos quienes no hubiesen salido de rositas tan rápidamente, con el peligro que en estos días, se les hubiese aplicado la ley antiterrorista.

Para los que plantean un boicot a Cancún, peor para ellos, pues se perderían la visita a uno de los lugares más paradisíacos del orbe, con un trato y una seguridad mucho mayor que la que pueden tener visitando Turquía, Tailandia, Egipto e incluso Bali, y además más económico disfrutando de hoteles de 5 estrellas de los mejores del mundo.
Algo que si me ha sorprendido, fue la implicación de un gran sector español y gallego, así como de sus autoridades y de los medios de comunicación en apoyo de esta compatriota. Sorprendido y con una envidia sana, puesto que he visto decenas de situaciones en este país en donde han estado involucrados españoles y gallegos, con casos de secuestros, “algunos de ellos terminados en asesinatos” maltratos físicos, violaciones a mujeres, y nunca las autoridades españolas y por supuesto la gallegas se han interesado en ellas, ni los medios tampoco, en algunos casos alguna pequeña nota en paginas interiores.

Yo mismo en múltiples ocasiones, puse en conocimiento de todas ellas denuncias de discriminación, maltrato, violaciones a las garantías individuales de connacionales, solamente pidiendo apoyo y asesoria jurídica, en donde nunca me han hecho el menor caso. Sobre la Embajada y Consulado, no quiero ni hablar, al parecer solamente el Cónsul honorario de Cancún hace muy bien su trabajo, de todos los demás incluyendo al Cónsul General y la Embajadora, simplemente nos desprecian y mantienen connivencia con quienes son responsables de ello. Ni hablar, quizás no tenemos el carisma de nuestra paisana Ana Maria, y seguiremos considerándonos españoles y gallegos de tercera, por vivir en un país tercermundista, que con todos los defectos, nos ha dado el calor y la seguridad que nuestro propio país nos rechaza.

Rogelio Diz-Analista político
rdiz51@yahoo.com.mx

Comments are closed.