La Paloma de la Paz en Euskadi y España.

El día 24 del corriente mes y año ETA nos regala la LIBERTAD. Y aunque todo esto ha sido propiciado por una política que quizás ha dejado muchos pelos en la gatera, significará que algunos gatos, aquellos que han negociado, se les conozcan por sus calvas ¡En este caso, benditas calvas!

Para mí como a muchos ciudadanos que anhelamos la ansiada PAZ ha supuesto un gran alivio. Ahora comienza el diálogo, la negociación y el acuerdo: El Parlamento Europeo está llamado a facilitar el camino o inicio del proceso. El tiempo será testigo y pondrá a todos en el lugar que les corresponde, nadie puede perder el tren que conduce a la paz, en Euskadi y España. El camino será difícil, pero comienza con la ilusión de una nueva convivencia, y que ha significado una pesada losa que ha cubierto muchas tumbas de los cementerios y placas de frío granito en los nichos, de quienes descansan en ellas, con sus cuerpos yertos y con el alma viva; son los verdaderos forjadores de la democracia. Con su sangre derramada han dirimido a los amenazados, de un martirio diario, y mientras dure el proceso sus vidas cambiaran, como de la noche al día. Nadie tiene el derecho de dejarnos embarrancados en el camino de la Paz. Me da lo mismo que el artífice sea Zapatero, Rajoy o Ibarretxe y todas las víctimas juntas; y todos los parlamentos juntos. La Paz es una playa que todos hemos puesto nuestro grano de arena, incluso los que han cambiado las armas de fuego; por otras armas, como el diálogo.

Antonio Valcárcel
Nieto de Gallegos en la diáspora vasca.

Comments are closed.