Un gallego preso en Egipto

Puede que la libertad sea una quimera de las aves con las alas cortadas ó que las manos de los hombres anhelen atrapar un pájaro en pleno vuelo para meterlo en una jaula con barrotes de acero ó que el dolor del alma sea más sutil y mortífero a la vez que una inyección leta, silla elétrica o cámara de gas…

Lo que el hombre hace por el hombre no es recibo de Dios. Dios no recibe al hombre con las manos manchadas de sangre. Quien vulnera las tablas de la Ley se encontrará con el dedo acusador de Moisés y mil poestas más.

José Juan González Beltran, el gallego, no sabia que era poeta… hasta que fue condenado por tráfico de heroina en el País de las pirámides donde los faraones reinaban y morian con la esperanza de emprender un viaje sin retorno; no habría de faltar las provisiones de trigo. El hombre no sabe a penas de si mismo, sino se acerca al conocimiento filosófico, sino se acerca a Dios. El hombre sembrará trigo pero no lo repartirá, hablará pero no dirá verdad, amará mas con placer carnal, que con la conciencia del corazón. Pero no podrá volar como un pájaro en pleno vuelo… y con la agudeza visual de las águilas a cuya óptica no es más que un ratón. Sólo las cumbres nevadas liberan sus aguas a la justicia del Sol, repartiéndolas por el valle.

La “heroina que esclavizó” a José Juan galopó como un caballo veloz imitando a “Pegaso” y erradicó los sueños de libertad de un poeta preso en Egipto que cumple una condena perpetua por ser simplemente un enfermo de una sociedad manipuladora, incluso de las conciencias.

He pensado que la gripe Aviar es una venganza de las aves aladas. Disfrazadas de ángeles exterminadores y que sólo se librarán de su virulencia con retrovirales comprados en las farmacias de la humildad.

Antonio Valcárcel Domínguez de Mazaira

CADENA PERPETUA EN EGIPTO
El preso español más antiguo en el extranjero

MARTA ARROYO

MADRID.- José Juan González Beltrán se había convertido en el preso español más antiguo de cuantos cumplen condena en el extranjero. Le detuvieron en la aduana egipcia con cuatro kilos de heroína en la maleta, junto a su amigo Julio Vivero y a su mujer, Mari Paz Rey. A ella la dejaron en libertad, a ellos les condenaron a cadena perpetua, tras un juicio irregular.

A los 25 años, José Juan era drogodependiente. Estaba recién casado, tenía una hija pequeña y el salario de taxista no le alcanzaba. Un accidente de tráfico complicó su desesperada situación y decidió pasar droga para solucionar sus problemas. Pero el delito le costó una condena a muerte que, por su condición de extranjero, fue conmutada por la de cadena perpetua.

La sentencia iba a ser revisada en 2008 con la posibilidad de condenarle a 20 años o a 50.

Un castigo añadido

Después de dos años de trabajos forzados, Julio fue trasladado a España, enfermo de SIDA, donde murió. A José Juan le encerraron en la cárcel de Al-Kanater, donde vivió desde entonces confinado con otros 15 reclusos en una celda de 40 metros. Sin mobiliario, sin cuarto de baño independiente y sin apenas luz. Comía únicamente habas y arroz, dos veces al día, servidas en una olla común. Y, salvo en dos contadas ocasiones, sólo recibió visitas de carácter oficial. Pero lo peor, eran las amenazas, golpes y maltratos que los vigilantes inflingen a los internos.

Estas durísimas condiciones de vida se vieron agravadas por su delicado estado de salud. José Juan padece hepatitis C, pérdida de visión y auditiva y tiene quistes en ambas manos, de los que ya fue intervenido en España. Aunque necesitaba operarse de nuevo, no se atrevía a hacerlo en Egipto, por miedo a perder la movilidad.

A pesar de todo, este hombre no ha perdido el tiempo. A la luz de las velas, aprobó el acceso a la Universidad para mayores de 25 años y ha cursado Psicología por la UNED. En penumbra, ha escrito también un libro de poesía.

5 Responses to “Un gallego preso en Egipto”

  1. Anónimo di:

    El gallego que lleva 16 años preso en Egipto regresa hoy a España.

    González, ex toxicómano enfermo de hepatitis, ha escrito dos libros de poemas
    EL PAÍS – Madrid
    EL PAÍS – España – 12-11-2004

    José Juan González, el español de 43 años condenado a cadena perpetua en Egipto por tráfico de drogas, llegará hoy a España para seguir cumpliendo condena, tras 16 años en las cárceles del país norteafricano, según informó ayer el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar. El regreso del español que más tiempo ha permanecido en prisiones extranjeras estaba previsto para las seis y media de la mañana de hoy en un vuelo procedente de El Cairo con destino Madrid-Barajas.

    González, natural de Vigo (Pontevedra) y taxista de profesión, fue condenado a muerte tras ser detenido en el aeropuerto de la capital egipcia por tráfico de heroína en 1988 y luego se le conmutó la pena máxima por la reclusión a perpetuidad. El Ministerio de Justicia no especificó ayer en qué cárcel ni bajo qué régimen cumplirá la pena en España.

    Las gestiones que desde esa fecha se vienen realizando para que volviera a España, dieron frutos el pasado día 2, cuando las autoridades egipcias decretaron su traslado a su país de origen, pese a que desde 1995 existe un tratado entre España y Egipto que lo permitía, lo que a juicio del Ministerio de Justicia resulta “sorprendente”.

    Durante el tiempo que ha estado encarcelado, en condiciones muy precarias, “no sólo se ha rehabilitado de su antigua adicción a las drogas”, según la nota enviada ayer por el Ministerio de Justicia, que destaca la “paciente espera” y la buena conducta del preso, “sino que, además, ha realizado cursos de Derecho y Psicología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, y ha escrito, incluso, dos libros de poesía”. González sufre hepatitis C.

    Además de las gestiones realizadas por la familia del recluso y diversos colectivos gallegos, el caso de González ha llegado incluso a ser tratado con las autoridades egipcias en viajes oficiales, sin éxito.

    José Juan González ha publicado dos libros de poesia en la Editorial Endymión gracia a que Jesús Moya su editor y gerente de la editorial ha considerado que la alta calidad de su poesia merece ser leída por los lectores que busca algo nuevo e íntimo en un género dificil cuya corriente poética no se asemeja a curso actual. Sin embargo, no va en detrimento de la alta calidad y frescura que aportan sus poemas.

    Antonio Valcárcel

  2. Anónimo di:

    CAMPAÑA DE MOVILIZACIONES
    Dos senadores viajarán a Egipto para interceder por José Juan.

    MARTA ARROYO

    Jerónimo Saavedra y Rosa Vindel.
    MADRID.- Los senadores Rosa Vindel (PP) y Jerónimo Saavedra (PSOE) viajarán hasta El Cairo el próximo día 18 para visitar a José Juan González Beltrán, el español preso en Egipto desde hace 14 años por tráfico de drogas. Quieren conocer de primera mano en qué estado se encuentra e intercederán para que las autoridades egipcias le permitan cumplir el tiempo que le queda de condena en una cárcel de nuestro país.

    En las prisiones extranjeras hay actualmente 1279 españoles, muchos de ellos en condiciones humanitarias muy deficientes, que sólo en contadas ocasiones salen a la luz pública.

    La Fundación Ramón Rubial es una de las organizaciones que trabaja para mejorar la situación de estos reclusos. Desde hace varios años, lleva a cabo un programa de asistencia a presos en el exterior que presta, entre otros, servicios de información y asesoría jurídica.

    Un caso sangrante

    ‘El caso de José Juan Beltrán es el más sangrante de todos, tanto por ser el que más tiempo que lleva privado de libertad –14 años- como por las duras condiciones de vida que soporta’, afirma el coordinador del programa, Ricardo Cortés.

    Ambos factores, unidos al grave deterioro que ha sufrido la salud de este interno como consecuencia de su largo cautiverio, han motivado el relanzamiento de una campaña de protesta para denunciar su situación. El objetivo final es conseguir su inmediato traslado a España, algo a lo que el Gobierno egipcio se ha negado sistemáticamente.

    Su petición de traslado se unirá a las ya formuladas por su majestad el Rey Don Juan Carlos, la Presidencia del Gobierno, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Xunta de Galicia, el Senado, la Asociación de Madres en defensa de Drogodependientes, los medios de comunicación, autoridades académicas e infinidad de particulares. Ninguna de ellas, hasta ahora, ha obtenido una respuesta positiva.

    Nota: Estos dos últimos comentarios han sido aportados por Antonio Valcárcel. Que nada tiene que ver, sin embargo, como autor. Salvo el comentario referente a la Editorial Endymión, ya que esta Editorial es la misma que publicó mi opera prima.

  3. Amigo de Juan di:

    Hola, me gustaría agradecer todo lo que han escrito por José Juan Beltrán, solo puedo decir que está en muy buenas condiciones y que ya tiene un trabajo fijo, en mi opinión, yo que lo conozco desde que salió de la cárcel es un hombre que parece que nunca debería estar en la cárcel y que las malas compañías y la situación económico lo empujó a traficar, cosa de lo que está arrepentido y recuperado.

    Un cordial saludo.

  4. Antonio Valcárcel di:

    Amigo de Juan:

    Muchas gracias por la información, lo celebro que Juan se encuentre reinsertado. Me gustaría que siguiese en labrecha literaria con sus poesía y prosas llenas de sentimientos: ” las cárceles no est´na hechas para los poetas”.
    Cada día nos llegan casos a nuestra asociación de enfermos psíquicos que han contraido la enfermedad por el consumo de todo tipo de drogas. Conocemos, por tanto, a muchos “juanes sin tierra”, enjaulados, que deberían de estar en instituciones médico-psiquiatricas.

  5. Lara di:

    Hola,
    Soy periodista y me gustaría mucho ponerme en contacto con José Juan porque tengo un proyecto que proponerle. ¿Hay alguna posibilidad de que me facilitaseis su contacto? Email, teléfono o cualquier medio que me sirva para contactar con él. Os estaría muy agradecida. Mi email es lara_sanchezs@yahoo.es

    Muchas gracias de antemano,
    Un saludo
    Lara